Noticia

La obra avanza en México, ahora en línea, destaca élder Valenzuela en devocional con jóvenes

El élder Arnulfo Valenzuela, miembro de la Presidencia del Área México, llama a los jóvenes de la Iglesia a mantenerse seguros a bordo del barco de Sión

Élder Arnulfo Valenzuela
El élder Arnulfo Valenzuela, miembro de la Presidencia del Área México, llama a los jóvenes de la Iglesia a mantenerse seguros a bordo del barco de Sión.© 2020 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.
  

En el devocional con Jóvenes Adultos Solteros, realizado este viernes 19 de junio, el élder Arnulfo Valenzuela, miembro de la Presidencia de Área en México, destacó que pese a la contingencia por COVID-19 la obra continúa en el país gracias al uso de la tecnología.

Después de felicitar a los jóvenes de la Iglesia por su determinación de seguir estudiando el Evangelio en línea, el élder Valenzuela subrayó que si bien la labor misional está dando frutos a través de herramientas tecnológicas, lo que jamás será virtual son las ordenanzas sagradas como el bautismo.

“Nosotros en la Presidencia del Área estamos trabajando en línea con el 99% de los líderes de la Iglesia, esto incluye por supuesto a misioneros de tiempo completo quienes están haciendo un trabajo formidable desde sus departamentos.

“La obra sigue adelante en México, seguimos invitando a las personas a que reciban el Evangelio Restaurado mediante la obra misional; les invitamos a sumarse a este esfuerzo que hoy por hoy es virtual. Lo que no es virtual son las ordenanzas del bautismo y de la confirmación”, dijo.

Al recordar la historia del buque de guerra sueco Vasa, embarcación del siglo 17 que ha sobrevivido casi intacto hasta nuestros días, el élder Arnulfo Valenzuela llamó a los jóvenes a mantenerse seguros en el barco de Sión, el único navío que permite, dijo, navegar las aguas peligrosas que hay en este mundo.

“El presidente Brigham Young nos aconsejó permanecer en el barco seguro de Sión, el cual es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y a sujetarse con ambas manos, a lo que podemos aferrarnos: Dios está a la cabeza y permanecerá ahí, Él dicta, guía y dirige”, recordó.

“El presidente M. Russell Ballard nos enseñó: `es obvio que Nuestro Padre Celestial y nuestro Señor Jesucristo han preparado el barco seguro de Sión con verdades eternas, claras y sencillas que nos ayudarán a mantener el rumbo en medio de las aguas peligrosas de la vida terrenal´”, citó el élder Valenzuela.

El élder Arnulfo Valenzuela pidió a los jóvenes permanecer a bordo y recordar que por definición un barco es un vehículo cuyo propósito es llevarnos a un destino y este es, regresar a la presencia de Nuestro Padre Celestial lo cual no lograremos solos sino mediante el Evangelio de Jesucristo, su expiación, las ordenanzas, doctrinas y principios guiadores de la Iglesia.

“El destino de nuestro barco son las bendiciones plenas del Evangelio, el reino de los cielos, la gloria celestial y la presencia de Dios. El plan de Dios está establecido, Él está a la cabeza y su gran y potente barco marcha a hacia la salvación y la exaltación”, dijo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de estilo.